miércoles, 19 de enero de 2011

Rincones con encanto: Plaza de Bendicho

Breves apuntes sobre la Plaza de Bendicho


La Plaza de Bendicho es una Plaza recoleta que se remonta a finales del siglo XVIII en una de las fachadas laterales de la catedral, justamente , bajando la calle cubo, llamada así por el cubo que hay en un extremo de la fachada principal de la catedral que alberga la capilla de la Piedad, en dicha calle cubo y frente a la Plaza está uno de los torreones más importantes de nuestra catedral fortaleza que alberga en su interior la capilla más importante de la catedral: el Cristo de la Escucha donde está el sepulcro del obispo fundador de la Catedral: Fray Diego Fernández de Villalán. En el exterior se puede apreciar el simbolo de Almería el Sol de Portocarrero.
En dicha plaza apreciamos una casa restaurada del XIX que es la actual sede del Patronato Provincial de Turismo: la antigua Casa de la Música y junto a ella, nos encontramos con la casa más antigua que posee Almería recientemente restaurada por el arquitecto Ramón de Torres: la Casa de los Puche, que se remonta al siglo XVI pero se restaurá casi en su totalidad en el siglo XVIII. La familia de los Puche fueron uno de los primeros repobladores cristianos de la ciudad tras la toma de la misma por los Reyes Católicos, procedían de Cataluña y su apellido era Puig, que en fonética desembocó a la pronunciación de Puche. La última descenciente de los Puche fue Maria Dolores Puche (siglo XIX) que se caso con Francisco Juan Bendicho y Quelty un político procedente de Málaga que hizo mucho por Almería y en su memoria le pusieron a la Plaza su apellido. Maria Dolores y Francisco Juan, fueron los promotores de la construcción de la capilla del Hospital de Santa María Magdalena. La casa es una auténtica joya del barroco tardío, donde podemos observar unos balcones muy característicos curvos con guardapolvos y si entramos observaremos un patio porticado que es la joya de la casa y alrededor del patio se distribuyen las dependencias. la casa tiene un aljibe. La vivienda es ahora la sede de la Cofradía del Prendimiento.
En la plaza nos encontramos el busto de Celia Viñas que ejecutó el artista almeriense fundador del movimiento Cultural Indaliano Jesús de Perceval, amigo de Celia que también fué integrante de dicho grupo. Celia nacida en Lérida y criada en Palma de Mallorca, llegó a Almería en 1943 en plena posguerra para impartir clases en el Instituto de Segunda Enseñanza, actual Escuela de Artes. Ella adoraba a sus alumnos, los ayudaba y les enseñó a estudiar realizando cuadros sinópticos. Amaba Almería y quería que sus alumnos tambien la adoraran, por ello realizaba muchas excursiones culturales fuera de clase conociendo rincones de Almería, uno de sus preferidos fue la Plaza de Bendicho. Revolucionó la enseñanza y logró que los estudiantes amasen los libros y el estudio, pero fue muy criticada ante la sociedad conservadora. Se casó con Arturo Medina un almeriense que dió clases en la Escuela Normal de Magisterio, donde ella también se sacó la carrera, aunque ya era licenciada en filosofía y Letras por la especialidad de literatura. En el año 1953 se casaron y vivieron junto a la antigua Mezquita Mayor actual iglesia de San Juan. En 1953 el Instituto de Segunda Enseñanza se trasladó a lo que hoy es el Instituto Celia Viñas que en quellos años era la Escuela de Artes, y la Escuela de Artes se trasladó al lugar que actualmente ocupa. Por sus ganas de tener niños y al tener miomas en la matriz se sometió a una intervención quirurgica y ya de allí no salió con vida, muriendo a la edad de 39 años en el año 1954. En Homenaje a ella con posterioridad le pusieron al Instituto Celia Viñas. Tras su muerte dejó a un marido desolado y a unos alumnos huérfanos de su profesora querida: la señorita Celia. Alumnos suyos portaban conmocionados el ataud, fue una auténtica manifestación de despedida y con este busto quedó inmortalizada en Almería está mujer que tanto luchó por sacar a Almería del ostracismo cultural en el que se encontraba en época de posguerra y por darle vida a la enseñanza que se estaba impartiendo.
Esta plaza recoleta es un remanso de paz con sus jardines, solo su imagen se ve alterada cuando en los años 70 en pleno desarrollismo urbanístico construyeron un bloque de 10 pisos cuando era una plaza de viviendas de dos plantas. Una plaza que los almerienses no debemos de olvidar que es unos de los más bellos rincones que posee nuestra querida Almería.
La foto es del año 1900 y vemos una frondosa plaza con una fuente en el centro y se le denominaba Plaza de los Olmos. La calle que baja hasta Braulio Moreno se le denomina de los Olmos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada