martes, 29 de marzo de 2011

LAS DEFENSAS COSTERAS. SAN MIGUEL DE CABO DE GATA

LA DEFENSA DEL LITORAL ALMERIENSE. LA TORRE DE SAN MIGUEL DE CABO DE GATA
La torre de vigilancia costera Al-Mariyyat-Bayyana (La Atalaya de Pechina) en tiempos de Abderramán II, se encontraba aproximadamente en el lugar donde se situa el tercer recinto cristiano de la Alcazaba y vigilaba el barrio marítimo de Pechina (Bayyana) antes de la fundación de Al-Mariyya (Almería) cuando la actual Pechina era la cora administrativa. En el siglo X (955), ese barrio marítimo se convirtió en la actual Almería cuando Abderramán III funda la medina (ciudad) de Al-Mariyya, y construye una fortaleza para defenderla y una Mezquita Mayor para la oración. Tras la toma de la ciudad por los Reyes Católicos el 26/12/1489, se reorganizaría la defensa porque los ataques piráticos del norte de África en el s. XVI por el Mar Mediterráneo fueron intensos, además los berberiscos contaron con el apoyo logístico de los moriscos para asaltar nuestras costas, al igual que los turcos. La crisis monárquica en el siglo XVII, supuso la escasez de recursos para construir y sostener el mantenimiento de las fortificaciones existentes. En este siglo era frecuente ver velas norteafricanas y turcas ante poblaciones almerienses, siendo los robos y secuestros continuos. La incapacidad de la dinastía de los Austrias puso en peligro el dispositivo defensivo existente, no emprendiendo nuevos planes de fortificación. En el siglo XVIII con la dinastía con los Borbones se desarrollaría en el litoral español una política de fortificaciones eficaz para hacer frente a los corsarios que partían de embarcaderos norteafricanos pirateando las embarcaciones y las costas españolas. Ya en el reinado de Carlos III se estableció una defensa eficaz que acabó con la inseguridad de la costa almeriense desde la Edad Media. En 1764 el monarca promulga un Reglamento que supuso un plan de fortificación de la costa, estableciéndose torres, castillos, baterías y casas fuertes. Esa política eficaz de fortificación del litoral en el siglo XVIII, se desarrollaría también en el litoral almeriense, destancando la Torre de San Miguel de Cabo de Gata, que se remonta al arruinado Torrejón de Cabo de Gata del s.XVI. Con Fernando VI en 1756 se construye la actual torre para dos cañones. El Reglamento de 1764 le asignó artillería de mayor calibre y reforzó la bóveda. Tenía puente levadizo con escalera que aún existe. Los franceses la desartillaron y en el XIX se transfiere a los cuerpos de Seguridad del Estado. En 1980 la Guardia Civil la rodea de una tapia con garitas en las esquinas. En la actualidad la torre ha pasado a la competencia del organismo de Costas y está esperando una rehabilitación integral. El Ayuntamiento de Almería está tramitando la posible restauración de esta emblemática Torre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada