martes, 28 de diciembre de 2010

LA TOMA DE ALMERIA POR LOS REYES CATÓLICOS Y EL ACTO DE POSESIÓN DE LA ALCAZABA


LA TOMA DE ALMERIA POR LOS REYES CATÓLICOS

Tres siglos anteriores a la toma de la ciudad por los Reyes Católicos en 1489, en pleno esplendor musulmán, Almería sufrió una primera conquista cristiana que duró diez años, de 1147 a 1157 al mando de las tropas de Alfonso VII. En el escudo de Almería, aparecen testigos de esa primera conquista: la cruz roja de la ciudad de Génova que fue la que apoyó la toma de Almería a través del asedió que sufrió la ciudad con las naves de dicha república mercantil. Durante dicho período, Almería sufrió una crisis poblacional y económica importante.

Posteriormente, los almohades intentaron lograr una “refundación de la ciudad”, encontrándose con graves problemas heredados de la conquista cristiana que había dejado una Almería en una delicada situación militar y en una preocupante despoblación. Tras el período almohade, fue consolidándose el poder de la familia Nazarí de Granada, pero sin embargo el esplendor de Almería en el siglo XI con el Rey Almutasim (a partir de la segunda mitad del siglo XI) ya no se volvería a repetir, estando el periodo Nazarí de Almería influenciado por las continuas disputas del Reino Nazarí de Granada que desembocaban en numerosas guerras civiles. Esta situación fue la que benefició a los Reyes Católicos la toma de la ciudad de Almería oficializada un 26 de diciembre de 1489.

Lo primero que hay que subrayar en cuanto a la toma de la ciudad de Almería, es que no se derramó sangre, fue pactado por medio de capitulaciones. La capitulación de Málaga en 1487 si tuvo unas condiciones muy duras para los musulmanes malagueños, suponiendo la incorporación de la parte occidental del Reino de Granada, pero faltaba conquistar la provincia de Almería y las tierras granadinas. A partir de este momento los hechos se sucedieron de forma muy rápida y en apenas dos años el avance fue espectacular.

El primer intento de conquista fue en junio de 1488 cuando capituló Vera, se entregaron las Cuevas, Mojácar y también capitularon los Vélez, al igual que se entregaron la zona del río Almanzora, Sierra de los Filabres y posteriormente Nijar.

El ejercito castellano se acercó a Almería también esperanzados en la entrega de la ciudad. Sería Yahía Al-Nayar , quien había ayudado a la entrega de los lugares del Almanzora y tenía convenida la entrega de la ciudad de Almería a cambio de importantes donaciones. La estrategia era simular un cerco por tierra y un bloqueo marítimo, como se había hecho en Málaga y de esta forma la capitulación de Almería estaba asegurada. Pero esta traición fue descubierta por El-Zagal y Yahía Al Nayar fue sustituido. A partir de este momento el equipamiento militar se reforzaría y el nuevo alcalde cerraría las puertas de la ciudad para evitar por todos los medios entregarla. De este modo, las tropas castellanas optaron por retirarse.

Ante la resistencia de Almería, Fernando el Católico cambió los planteamientos estratégicos para el año siguiente, pensando cercar Baza, situada en un magnífico cruce de caminos como eran Murcia, Guadix, Almería y Granada. Cuando Baza capituló el 4 de diciembre de 1489, se pactó al mismo tiempo la entrega de Almería y Guadix.

El Zagal, una vez pactada la capitulación de Almería, salió a las cercanías de la ciudad a prestar homenaje al Rey de Castilla que llegaba el día 21 de diciembre y al día siguiente entraron Pedro Sarmiento y Gutierre de Cárdenas, a los que los Reyes habían encomendado velar por la ciudad. La rendición de El Zagal y las entregas de las llaves de la ciudad a Fernando El Católico se efectuará en la zona de la Cruz de Caravaca. Sería el día 23, cuando hizo su entrada triunfal a Almería Fernando el Católico y tomó posesión de la Alcazaba, siendo una de las condiciones de la capitulación la entrega de las plazas militares que debían ser abandonadas por musulmanes y ocupadas por castellanos. El 24 de diciembre, entró en Almería la Reina Isabel la Católica.

Cuando todo estuvo listo, Los Reyes Católicos celebraron la Navidad en Almería y oyeron misa en la mezquita de la Alcazaba el 26 de diciembre (festividad de San Esteban), siendo purificada para ello. La misa sería oficiada por Juan de Ortega, predicador de los Reyes y primer obispo de la Diócesis y en lo más alto del muro de la Alcazaba “llamado de la Vela” se pendió y ondeó el Pendón (escudo que trajeron) que hizo oficial su conquista y la toma de Almería.

Fernando e Isabel permanecieron algunos días más en la ciudad, realizando algunos actos, partiendo el día 29 de diciembre hacia Guadix, llegando antes a Fiñana, que se entregó a su llegada. Sin duda la conquista cristiana por los Reyes Católicos, forma parte de un período importante en la historia de la ciudad: su cristianización. La ciudad experimentó numerosos cambios, entre los que se encuentra la conversión de la Mezquita Mayor en la iglesia de Santa María y posteriormente en la primera catedral de Almería, la fundación de conventos como Dominicos, Franciscanos, Trinitarios, Claras y Puras y la obra magna de la conquista: el castillo cristiano de la Alcazaba para adaptarlo a su nueva artillería y armamento.
Artículo publicado en la Voz de Almería el domingo 26 de diciembre de 2010

4 comentarios:

  1. WWW.INFOCONTINENTAL.COM

    Creo que si la gente se decide a leer blogs como este puede que la sociedad vaya cambiando poco a poco. Es la esperanza que tenemos todos los autores a la hora de escribir un articulo.

    Por cierto, buen post!

    ResponderEliminar
  2. Triste y solitario el comentario queda, pero como bién dices quizá sea la forma de cambiar.
    Enhorabuena

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, me ha servido de ayuda para mi trabajo de sociales y he aprendido mucho.
    Es de los únicos sitios donde he encontrado buena información.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar