domingo, 26 de febrero de 2012

Teatro Apolo.-Almeria

Se trata del único teatro que ha sobrevivido de entre los muchos que existieron en Almería durante el siglo XIX (como el Principal, Trianón, Variedades, Calderón...). Su construcción data de hacia 1881, y fue levantado en sustitución de este último en la esquina de calle Juan Lirola y rambla Obispo Orberá.
En realidad no existe constancia de la fecha del proyecto ni del nombre del arquitecto autor del mismo. Los únicos datos encontrados en los archivos municipales y recogidos por el historiador Emilio Villanueva (“Urbanismo y Arquitectura en la Almería Moderna”) dejan constancia de que el nuevo Teatro Apolo estaba en construcción en 1881 sobre el solar que había ocupado con anterioridad el Teatro Calderón. En una época en la que abundan las sociedades recreativas fue una de ellas, la Sociedad de los Veinte, quien promovió su construcción constituyéndose en la primera propietaria del teatro.
los planos se atribuyen al almeriense Trinidad Cuartara, arquitecto municipal y es un claro ejemplo del historicismo ecléctico de fines del XIX. Del edificio original sólo se conserva la fachada. La entrada de público se efectúa por tres arcos de medio punto abocinados, con las claves abrochadas por ménsulas. Sobre ellos reposa un ático con óculos de clave resaltada y pilastras, cuyos capiteles muestran motivos teatrales. Lo remata un cuerpo con óculo central con dos ventanas a los lados y sobre él un frontón triangular listo.
Según Fernando Ochotorena (“La vida de una Ciudad: Almería, Siglo XIX”), en la feria de Agosto de 1882 la compañía de Rafael Calvo actuó en el teatro, por lo que su inauguración debió de celebrarse en una fecha indeterminada de 1881 o con anterioridad al mes de Agosto de 1882. Ya en el siglo XX, al final dela década de los años 20 ó principios de los 30 y hasta la guerra civil se hizo cargo del edificio una cooperativa de funcionarios.
Terminada la contienda, el teatro pasó a propiedad pública, realizándose entre 1940 y 1941 pequeñas obras de reforma, entre las que únicamente hay que destacar la construcción de un pequeño foso para la orquesta.
Posteriormente, hacía 1960, con proyecto del arquitecto Antonio Góngora Galera se realiza una reforma en profundidad, que altera sustancialmente la tipología de la sala, con motivo de transformar el teatro en cinematógrafo. Desaparecen los palcos laterales que conformaban el anfiteatro, para dar espacio suficiente a la pantalla, se suprimen igualmente los palcos de platea ampliándose a la totalidad de dicha planta el patio de butacas y se dispone una cabina de proyección al fondo de la sala. Únicamente se respeta el escenario para, ocasionalmente, poder compatibilizar el uso escénico con el de proyección cinematográfica.
Esta reforma no sólo afectó a la planta de la sala, sino también al volumen de la misma y a los acabados, elevándose la cubierta por encima de la de la escena y haciendo desaparecer definitivamente la decoración original.
Ya entonces se habían añadido los dos edificios contiguos, el de esquina de la calle Juan Lirola, destinado a camerinos y servicios, y el paralelo a la sala con acceso por Obispo Orberá que, si bien no se incorporó totalmente al Teatro, albergaba actividades recreativas y tenía comunicación con el escenario. La propiedad correspondía entonces a Educación y Descanso.

En Enero de 1984, la dirección General de Arquitectura y Vivienda del Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente, encargó al arquitecto Ángel Jaramillo Esteban, la realización de unos estudios previos para la rehabilitación del edificio, y posteriormente, en 1985 el proyecto correspondiente. Las obras gestionadas por el Excmo. Ayuntamiento de Almería, comienzan en 1987 bajo la dirección del mismo arquitecto y después de que por diversas circunstancias permanecieran paralizadas entre 1989 y 1992, se terminaron en 1993, habiendo intervenido en su financiación los ministerios de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente y de Cultura y las Consejerías de Obras Públicas y Transportes y Cultura y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada