lunes, 5 de julio de 2010

Circulo Mercantil - Teatro Cervantes



El edificio del Círculo Mercantil e Industrial y Teatro Cervantes, materializó con su inauguración en 1921 las aspiraciones existentes en Almería, desde varias décadas antes, de poseer un edificio noble para dedicarlo a actividades culturales y recreativas. El arquitecto Enrique López Rull diseñó en 1898 esta construcción monumental, notoriamente decorada, que encaja perfectamente dentro de los parámetros del eclecticismo de la época.

Una opinión

El Teatro Cervantes es un viejo teatro que apenas ofrece funciones de teatro, sino películas. Realiza la función de cine con el único atractivo de verlo en una pantalla grande a la vieja usanza, de estar en el mismo centro de la ciudad y de quedar patente su antigüedad, ya que no se han molestado en restar la evidencia de lo viejo que es, ya que apenas ha sido reformado. Y esto ha traído problemas, ya que más de una vez ha estado cerrado para evitar alguna desgracia. Pero no sucede nada, porque se parchea el pinchazo y ya está. Al atractivo de tener un cine en pleno caso urbano y de poder huir de los centros comerciales se le resta su cartelera. Las películas que ofrece son idénticas a las que ofrecen los multicines con tres o cuatro copias de la misma película, por lo que el Cervantes no aporta nada a la pobre oferta cinematográfica de la provincia. Hablamos de un viejo teatro con sus palcos y platea, su escenario y sus múltiples accesos al patio de butacas. Allí el audio es muy bueno pero queda patente su antigüedad. Pongo un ejemplo sobre ello: allí suelen organizar reuniones con directores españoles de vez en cuando y, cuando Javier Rebollo fue a presentar 'Lo que sé de Lola', dijo que la película se iba a ver de manera deficiente porque la ventanilla por donde sale la imagen que lanza el proyector no estaba acondicionada al cine digital, por lo que la proyección quedaba recortada. Cosas que suceden en Almería.

Segunda opinión

Merece la pena entrar en el Teatro Cervantes aunque solo sea para contemplar las paredes de su sala, sus palcos, esa gran lampara que cuelga del techo y sus butacas rojas, que te hacen pensar estar viviendo la época más dorada del teatro hasta que comienzan a salir los créditos. Sus pasillos están llenos de carteles que van desde las obras de teatro más antiguas realizadas allí hasta carteles de los grandes clásicos del séptimo arte. Este es un cine caracterizado por sus jornadas anuales de "Encuentro con directores", uno de los mejores proyectos realizados en Almería, donde los espectadores mediante invitación tienen la oportunidad, no solo de ver las películas españolas del último momento, sino discutir sus impresiones directamente con su director o protagonistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada